Seguidores

jueves, 9 de septiembre de 2010

Eusebio Sanchez Alvarez.

10 comentarios:

  1. Eu te se ha olvidado poner de quien son las manos, a ver si después de tanto comentarios, no vas a poner de quien son esas manitas

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Eusebio por tu visita y tu comentario en mi blog.
    Es un honor compartir con gente que como tú, transforma sentimientos en arte, enhorabuena, nos vemos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo si que he sido honrado con tu presencia en mi blog.
      Eres un maestro. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Gracias Eusebio por tu comentario en mi blog. Sobre todo por alertarme sobre mi entrada que se refiere a las características del pastel y por hacerme comprender que no estaba bien explicado. Ahora ya está hecha la oportuna corrección aclaratoria y creo que, gracias a ti, ya no se prestara a una mala información.
    He visitado tu blog un poco por encima y he advertido tu gran sensibilidad y como expresas tus sentimientos con la pintura a la que acompañas con comentarios y poesías que contribuyen mucho mas a valorarlas, te felicito por ello y te animo a seguir desarrollando tus habilidades artísticas. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, muchísimas gracias por esta tu casa.
      Gracias por tus elogios, pero tu blog no tiene desperdicio y es una preciosidad.
      Aquí me tienes para lo que haga falta, en lo que pueda y sepa ayudarte, no dudes donde tienes a un amigo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Tú autorretrato Eusebio, lo he visto en tu perfil y supuse que eras tú. Un gran dibujante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Olga, soy yo.
      Lo de gran dibujante..............
      Me alegra verte siempre por aquí, Gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Eusebio soy Alejandro eres un artistazo un saludo compañero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque la respuesta sea mas que tardía, te pido disculpas Alejandro.
      Pero aquí tienes mi agradecimiento, y lleva contigo un fuerte abrazo.

      Eliminar